La Enciclopedia online sobre las Iguanas

Qué es una iguana

La iguana es un reptil del mismo suborden que el lagarto, de gran tamaño (variable según las especies), que tiene el cuerpo escamoso, una craneo alargado, una papada generalmente grande y una larga cresta que recorre su dorso; se alimenta de vegetales e insectos y habita en las regiones cálidas del centro y el sur de América; su carne y sus huevos son comestibles.

El nombre científico de la iguana verde (la iguana común) es iguana iguana.

iguana iguana iguanidae

La iguana común es un gran lagarto arbóreo de América Central y de Sudamérica. Se encuentra desde México hasta el sudeste de Brasil y el Pantanal del Paraguay, así como también en islas del Caribe y en Florida (Estados Unidos).​ Suelen medir hasta 2 m de longitud de cabeza hasta la cola y pueden llegar a pesar más de 15 kg (el peso de un perro medio grande). Pertenece al grupo mayor y de más complicado diseño de los saurios.

La iguana, una mascota exótica

La iguana es una animal exótico que también se tiene como mascota en cautividad. Aunque a veces dependiendo de la época es un animal que puede presentar un carácter agresivo, la iguana suele ser un lagarto con un carácter dócil y tranquilo sin presencia de estrés.

La iguana requiere de un terrario y un ambientación similiar a su habitat natural en el que no pueden faltar, hojas, tierra, troncos o cortezas de arboles en su defecto, agua y un compañero o compañera de equipo mejor que mejor. Para escoger una iguana adecuadamente como mascota puedes leer sobre los géneros y tipos que existen justo en el bloque que encuentras debajo. Te ayudará a aclarar la información que necesitas sobre los tamaños, carácter, alimentación, cuidados, reproducción y características físicas.

Tipos de Iguanas por género

Sauromalus iguana roja

SAUROMALUS

Iguana Brachylophus

BRACHYLOPHUS

Iguana cyclura

CYCLURA

iguana Dipsosaurus

DIPSOSAURUS

iguana iguana

IGUANA IGUANA

Iguana Ctenosaura

CTENOSAURA

Iguana Conolophus

CONOLOPHUS

Amblyrhynchus iguana

AMBLYRHYNCHUS

Clasificación por tipo

iguana iguana verde

IGUANA VERDE

Iguana azul

IGUANA AZUL

Iguana negra ctenosaura pectinata

IGUANA NEGRA

Iguana gau de fiji

BRACHYLOPHUS GAU

Iguana rosada

IGUANA ROSA

Iguana marina

IGUANA MARINA

Classificación de Iguanas extintas

iguana armandisaurus

ARMANDISAURUS †

Lapitiguana iguana

LAPITIGUANA †

Iguana pumilla

PUMILLA †

Tipos de Iguanas de las islas Galápagos

iguanas islas galápagos

En las islas Galápagos se encuentran tres especies de iguanas, la iguana Conolophus subcristatus, la Conophus pallidus y la iguana Conolophus marthae. Es un ambiente con una mezcla de humedad por oceano cercano pero también son islas secas en algunas zonas lo que combina diferentes iguanas adaptadas a este entorno, tanto para mar como para la tierra . Están repartidas entre las islas que conforman las Gálapagos y hay de diversos tipos de iguanas, las de agua y las terrestres. Adicionalmente también se encuentran otro tipo de reptiles como la lagartija de lava, una lagartija muy bonita y de unos colores rojos muy llamativos. Puedes ver nuestra publicación sobre estas iguanas en Iguanas de las islas Galápagos

Imágenes de iguanas

Puedes clicar las imágenes para ver en una galería con más detalle y a pantalla completa. Esperamos que te gusten 🙂 !

Dismorfismo sexual y diferencías entre la iguana macho y hembra

El macho se distingue de la hembra porque tiene una cresta más grande y protuberante, la cabeza es corta y no tan alargada. Tienen unas glándulas a nivel de su membrana subtimpánica que en la madurez sexual empiezan a crecer y se notan los bultos.

La papada suele ser más grande en los machos. Los poros femorales, protuberancias que van por abajo de sus piernas, son más marcados que en la hembra. Además, tienen dos bultos en la zona de la cloaca que son los hemipenes.

Los machos también tienden a cambiar a un color más anaranajdo en época de apareamiento. Esto, aunque tampoco es una característica exclusiva de los machos, su color es más brillante y fuerte que en las hembras. La época de apareamiento es diferente en cada región del mundo; está regida por temperaturas, humedad y radiación solar, que provocan diferencias en las épocas en las que entran en celo.

Que come una iguana doméstica y que comen en su habitat natural

La iguana principalmente se alimenta de todo tipo de vegetales, semillas de cactus y frutas en contra de lo que generalmente se cree. Al ser un reptil parecido a otros como los cocodrilos y los camaleones la iguana no es carnivora a excepción de alguna género concreto que en caso de pasar hambre pueden comen insecto aunque no les siente bien.

El primer concepto importante es el de la proporción correcta de calcio y fósforo (Ca y P). Lo ideal es usar verduras que contengan el doble de calcio que fósforo (relación Ca:P de 2:1), aunque es aceptable hasta una relación de 1:1 (misma cantidad de cada mineral).

Esta proporción es muy importante para el crecimiento y mantenimiento de los huesos, así como para la contracción muscular y muchas otras funciones del organismo. La consecuencia más frecuente de una dieta deficiente es la aparición de la enfermedad ósea metabólica, que puede llegar a ser mortal si no se corrige a tiempo.

Alimentos para conseguir las proporciones de Ca (Calcio) y P (fósforo) concretas en la alimentación de una iguana doméstica

Combinando esta serie de vegetales y verduras dentro de cada bloque te asegurarás utilizar alimentos con las proporciones que son necesarias para el equilibrio de Calcio y fósforo. Con estas proporciones y grupos de alimentos se consigue mantener un equilibrio general en la dieta de la iguana doméstica.

No es necesario que sigas a pies juntillas exactamente lo que te recomendamos pero si que lo tengas en cuenta para un equilibrio alimenticio que requiere la biología de la iguana.

Te recomendamos también que consultes con tu veterinario de animales exóticos y contrastes o complementes esta información.

Proporcion de C (Calcio) y P (fósforo) entre 8:1 y 4:1

repollo gallego, mostaza, papaya, hojas de nabo, cilantro.

Proporciones de C (Calcio) y P (fósforo) entre C4:1 y 2:1

Perejil, amaranto, hojas de diente de león, repollo chino, hojas de remolacha, lechuga, col rizada, col rizada escocesa, higos, naranja de Valencia, hojas de alcachofa, repollo verde, berro.

Proporcion de C (Calcio) y P (fósforo) entre 2:1 y 1:1

Cebollas, endivias, lima, frambuesa, níspero, hojas de mostaza, acelga, puerro, limón, pomelo, arándano, mandarinas, uvas de piel suelta, apio, tofu (okara), judías verdes, repollo rojo, nabo, pomelo rosado, berenjena, ajo, rábano, cereza de las Antillas (acerola), tofu crudo, pera, mora, manzana con piel, caqui, piña.

Recomendaciones y consejos para la alimentacion de la iguana doméstica

Debes tener en cuenta el contenido de proteínas de los vegetales que comen las iguanas. El grupo que más contiene es el de las legumbres, así que incluye algunas siempre en la dieta.

Las frutas son importantes en su dieta, puedes variarlas y darle de comer de forma interdiaria para completar el cupo de suplementación.

Puedes ayudarla con suplementos adicionales vitamínicos para reptiles.

En contra de lo que parezca una iguana jamás las alimentes con insectos. Esto podría matarlas. Aunque existen algunos géneros que en ocasiones recurren a este tipo de alimentación dada la escasez del ecosistema pueden causar problemas de salud al reptil.

Cuanto vive una iguana

La esperanza de vida de las iguanas varía en función del hábitat en el que se encuentren, la alimentación, el clima, el tamaño, la especie, etc. Por lo general, las iguanas suelen vivir de media entre 10 y 20 años, aunque se han registrado casos de iguanas que han superado los 20 años de vida.

Si no tenías pensado pasar tantos años rodeado de un reptil es el momento para retirarte. Igualmente ten en cuenta que son animales entrañables, tranquilos a excepción de épocas de celo y casos aislados.

Cómo cuidar una iguana

Temperatura y clima que necesita una iguana doméstica

Uno de los asuntos más importantes a la hora de tener una iguana como mascota es la temperatura y el clima. Necesitan una buena iluminación de espectro ultravioleta B que le aporta vitamina D y le permitirá absorber el calcio, y otros nutrientes necesarios para la vida.

Además de ser animales que habitan en climas templados, las iguanas son animales de sangre fría, motivo por el que necesitan una fuente de calor externo que le regule su temperatura corporal. El terrario tiene que mantener una temperatura media de 30 ºC de día y unos 25 ºC de noche.

Las luces y el calor artificiales no pueden sustituir al sol, por lo que el terrario deberá estar colocado en un lugar en el que los rayos incidan sobre él. Si la iguana es una cría, la temperatura deberá estar en torno a los 35 grados y las luces tendrás que apagarlas de noche para que pueda crear su ciclo de sueño.

A pesar de que pongas a su disposición una correcta iluminación, temperatura y alimentación, es probable que tu iguana no reciba los nutrientes necesarios. Un complemento vitamínico para iguanas podría terminar con este problema. Recuerda no darle vitaminas para humanos, y que en las tiendas podrás encontrar diversos productos especializados para iguanas.

Hidratación de la iguana doméstica

No menos importante nunca olvidar ponerle agua a tu iguana. La iguana al igual que todos los seres vivos necesitan agua para vivir. Puedes leer el apartado de alimentación en esta misma página para completar la información alimenticia general de una iguana.

Creando un habitat en cautividad para una iguana doméstica

Si añades algún juguete para iguana a tu terrario, tu mascota te lo agradecerá y estará entretenida. Imagina si estuvieras en un terrario con tu comida y un bebedero. ¿Muy aburrido verdad?. Puedes añadir decoraciones que simulen cortezas o bien usarlas naturales, follaje y tierra.

Intenta que tu terrario se parezca a un entorno y habitat real de una iguana salvaje. Para ello puedes utilizar diferentes decoraciones para terrarios para conseguir un aspecto natural y lo más real posible. Todo lo que puedas hacer por ella suma aunque sea un animal en cautividad puedes mejorar su estado de animo con poco esfuerzo.

Si además colocas el terrario cerca de una terraza o una piscina (ten cuidado con los componentes químicos del agua) tendrás un hábitat completo para tu mascota. El sol para calentarse y recuperar calor y el agua para poder regular la temperatura. Recuerda que la temperatura de una iguana en términos generales suele ser entre 27°C y 28°C.

Hábitat de las iguanas

Las iguanas por lo general viven en zonas de vegetación espesa y en altura ( manglares, selvas, pastizales, riberas de ríos, acahuale,etc ), donde la temperatura media anual es de 27-28 °C y la humedad ambiente es superior al 70%. Son animales fundamentalmente arborícolas, es decir, que en los árboles pasan la mayor parte del tiempo, y lo hacen gracias a sus fuertes garras y su larga cola. Este comportamiento también les sirve de protección ya que al estar en árboles y en sitios elevador evitar el riesgo de estar al alcance de su cazador.

También es posible encontrar iguanas en otros habitats disintintos a la selva, en el desierto donde se puede ver a la iguana del desierto (iguana dipsosaurus). La iguana marina se encuentra en mares y en las zonas colindantes donde se alimenta y se reproduce.

Reproducción de las iguanas domésticas

Como se aparean las iguanas domésticas

Las iguanas en cautividad se aparean entre las fechas comprendidas entre noviembre y enero.

Antes del apareamiento ocurre el cortejo. EL cortejo consiste en movimientos de cabeza y cola por parte de ambas iguanas. En uno de esos movimientos, el macho intentará montar a la hembra. SI la iguana hembra está receptiva, lo dejará y le facilitará el acto de apareamiento.

El acto del apareamiento consiste en que la iguana macho montará varias veces a la iguana hembra. Durante ese acto, la iguana hembra levantará su cola para facilitar el acoplamiento y la iguana macho morderá a la iguana hembra en el cuello. A su vez, la iguana macho sujetará con una de sus patas, la cola de la hembra. El acto dura entre 10 minutos a 45 minutos.

Las hembras, antes del periodo de reproducción dejará de alimentarse, como dos semanas antes y no se alimentará durante ese periodo de reproducción. Hay que alimentar bien a la iguana hembra antes de que se inicie este periodo. Solo comenzará a alimentarse tras ser apareada donde tendremos que comenzar a volver a darle una buena alimentación para que fabrique los huevos.

Durante el periodo de reproducción, aún sin alimentarse, beberá mucho agua, lo cual significa que necesitará bastante agua, limpia y fresca. Si en el agua podemos proporcionarle calcio líquido, mejor que mejor.

Cortejo y reproducción en cautividad

Aunque es posible conseguir que tu iguana se reproduzca con otra iguana será algo más complicado en cautividad. Para llevarlo a cabo has de conseguir tranquilidad y que el nivel de estrés del lagarto sea bajo.

Cuando hayas conseguido que tus iguanas estén tranquilas y relajadas deberás tenerlas bien alimentadas, con la temperatura idónea y en la época de apareamiento correcta.

Cría de iguanas en cautividad

Transcurrido dos meses, la hembra pondrá entre 10 y 70 huevos. Le proporcionaremos a la iguana hembra un lecho de arena fina y turba mojada para que la iguana hembra monte el lugar donde pondrá sus huevos y los tapará.

Nosotros tenemos que sacar esos huevos del terrárium para que la iguana macho no se los coma. Tendremos que sacar los huevos con cuidado para no romperlos y ponerlos en una incubadora. Debemos de colocar los huevos en la misma forma y distribución que los colocó la madre.

Los huevos son del tamaño de pelotas de pin pon de color blanco y de forma ovalada.

Pasado entre 90 y 120 días, empezarán a nacer las iguanas. Las iguanas permanecerán en la incubadora 1 día, pasado ese día iremos incorporándolos al terrario, que debemos de tener limpio y esterilizado.

La incubadora debe de mantener una temperatura diurna de entre 28º a 31º y temperatura nocturna de entre 25º y 27º

Si falla la temperatura, los huevos no llegarán a buen fin.

Carácter de una iguana doméstica

Las iguanas son animales bastante solitarios y sólo viven en comunidad mientras dura el periodo de celo y reproducción, durante el cual se juntan en grupos de unos 5 a 8 miembros, formados por un macho dominante, varias hembras, y ejemplares jóvenes.

Como vemos se forma una jerarquía en la cual el macho dominante tiene mayores privilegios (sobre las hembras, lugar para tomar el sol, etc). Suelen estar siempre alerta ayudándose unas a otras en la difícil tarea de vigilancia continua. Sus principales enemigos (además del hombre), son los felinos, serpientes y aves de presa (el zanate que se alimenta de crías, el tejón, el mapache que destruye sus nidos para alimentarse de los huevos, la boa, incluso perros y gatos domésticos).

La iguana en cautividad no se sentirá en un entorno hostil ya que no tiene que defenderse de posibles agresores ni tendrá competencia con otras iguanas macho o hembra. No obstante en algunos casos hay iguanas que plantan cara a la persona que los cuida y a otros animales del hogar. En ese caso te recomiendo tomar medidas de seguridad para que nuestra mascota entienda que no somos ni competencia ni agresores.

Se recomienda nunca estirar a la iguana por la cola y mucho menos en un momento tenso. La iguana doméstica podría entender este hecho como una llamada al combate. También es bueno en ciertos momentos de agresividad apartarlo nosotros mismos con un simple y flojo empujón lateral con la mano para hacerle entender que nos está molestando.

Cómo último recurso, si la agresividad de la iguana no es corregible la mejor opción es castrar al animal para reducir esos nivel de agresividad. Antes de tomar una decisión de este calibre te recomendamos que te informes correctamente y asistas a tu centro de animales exóticos más cercano o de confianza para plantear el problema con un profesional.

Conducta social entre iguanas y con los humanos en cautividad

Las iguanas pueden vivir en grupos, compuestos por un macho dominante (comportamiento similar a otras especies y otros mamíferos), diversas hembras adultas, e individuos juveniles. Pese a ello, no son animales muy sociales por naturaleza y tienden a la soledad, la convivencia forzada en el espacio limitado de un terrario o habitación puede ocasionar problemas. Los machos son en general más activos y agresivos que la hembras. Entre los 2 y medio y los 4 años de edad los machos alcanzan la pubertad y pueden empezar a mostrar conductas agresivas, especialmente con machos competidores.

La aparición de esta agresividad relacionada con el celo suele alarmar a los propietarios, que estaban acostumbrados a su carácter apacible. Ocasionalmente, la agresividad puede ser muy intensa y dirigirse también hacia las personas u otras mascotas. En casos extremos, se suele castrar a la iguana para controlar este tipo de reacciones. La agresividad puede deberse también al miedo, provocado por algo que la iguana interpreta como una amenaza algo que es muy natural .

Comportamiento de las iguanas domésticas

Al ser reptiles, son de sangre fría, con lo que con los primeros rayos de sol, suben a las ramas más altas para alcanzar la temperatura óptima “operativa”, aproximadamente entre 28-35 °C. Acto seguido se dedican a la búsqueda de alimento, sobre todo hojas (son folívoros), brotes tiernos y alguno que otro fruto, la mayoría de estos los consiguen sin bajar de los árboles aunque en ocasiones pueden bajar, bien para comer frutos maduros, para poner huevos (en madrigueras que excavan en el suelo) o bien para huir de algún depredador (las iguanas prefieren vivir cerca de ríos para así zambullirse desde el árbol en caso de peligro, pudiendo estar sumergidas durante lapsos de tiempo de hasta 15 min).

Las iguanas jóvenes prefieren situarse en una altura baja-media del bosque donde el calor no es tan sofocante y la humedad es más elevada. Por el contrario, las iguanas adultas suelen ocupar las copas altas de los árboles donde el sol da con más intensidad y donde la humedad es menor.

Comportamiento en el cortejo y celo de la iguana

Durante un periodo determinado de tiempo (que suele variar de unas regiones a otras), que normalmente va de diciembre a febrero, las iguanas entran en celo y centran toda su actividad en intentar aparearse. Los machos pelean por un territorio elevado y soleado.

Las hembras observan a los machos y suelen elegir a aquel más grande o dominante. Tras este período, una hembra puede aparearse hasta con tres machos, y un macho puede embestir a una gran multitud de hembras. Al quedarse preñadas las hembras, tras dos meses de gestación, pelearán por un terreno donde realizar los túneles (de 25-50 cm de profundidad y de 7 a 15 m de largo) en los que depositar los huevos. Los huevos eclosionarán (romperán el cascarón) entre los 70 y 90 días dependiendo de las condiciones climáticas.

La iguana un animal de costumbres diurnas

Las iguanas son animales diurnos, esto quiere decir que están activos únicamente por el día y duermen por la noche. Son animales que, a diferencia de perros y gatos, siguen una rutina diaria que suele ser inmutable (quizá sea por esto mismo por lo que odian los cambios y se estresan con facilidad). Pues bien, una iguana salvaje se despierta cuando sale el sol y busca un sitio soleado donde recostarse y calentarse hasta alcanzar la temperatura apropiada para moverse con facilidad y buscar alimento. Así permanecen más o menos hasta mediodía, es entonces cuando se dedican a la búsqueda de forraje, flores, hojas, brotes tiernos, frutos suaves, etc.

Tras comer lo suficiente, buscan de nuevo un sitio soleado donde permanecer recostadas y digerir el alimento. Al atardecer, buscan un sitio seguro donde esperar a que llegue la noche. Y así durante los 10 a 15 años que suelen vivir las iguanas salvajes.

Amenazas de la iguana salvaje y doméstica

Las poblaciones de iguana, se han visto disminuidas de manera significativa en todas sus latitudes de distribución, desde los estados de Sinaloa y Veracruz en México hasta Brasil y Paraguay, debido, principalmente a la caza sin control y a la destrucción paulatina de su hábitat. En México, los estados en donde se presenta mayor captura son Oaxaca, Guerrero, Campeche y Chiapas, donde sus poblaciones se han reducido drásticamente.

Estas acciones son el resultado del uso de las especies de iguanas por las comunidades locales en Latinoamérica como alimento de subsistencia. Además, ha representado una fuente importante de proteínas con alto valor nutricional en los trópicos de América desde hace cientos de años. La caza de iguanas se ve reflejada en numerosas culturas del Pacífico y América Central, donde es utilizada principalmente como alimento, consumiendo la carne y huevos por considerarse afrodisíacos y deliciosos prácticamente en todas las regiones donde habita, principalmente por la población rural.

Debido a su popularidad en el mercado de las mascotas y como alimento en países de América Latina, las iguanas están listadas en el Apéndice CITES II (Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres), lo que significa que su comercio debe de ser limitado y controlado.

En Puerto Rico, se estima que su número sobrepasa el de la población humana de ese país (casi 4 millones) y al ser ya un problema se está considerando establecer una industria para su captura y comercialización para exportarla a países centroamericanos donde su carne tiene gran demanda.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies